3184887955

Carne roja y cáncer ¿Qué tengo que saber?

La OMS considera carne roja toda carne muscular de mamíferos. Con más de 200 estudios se ha llegado a la conclusión que el consumo de carnes rojas es un agente cancerígeno para los seres humanos. “La evidencia de que las dietas altas en carnes podrían aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon se viene acumulando desde hace décadas”. Así lo enfatiza la doctora Mariana Stern, especialista en epidemiología del cáncer.

La universidad del Sur de California, determinó que el consumo de 1,8 onzas de carnes procesadas diariamente causa cáncer de colon. Es decir que, al consumir carnes procesadas, se incrementa el riesgo de padecer cáncer en un 18%. En el caso de las carnes rojas, el cáncer de colon aumenta en un 17%.

¿Por qué son cancerígenos para el colon?

La carne tiende a adquirir sustancias químicas durante el procesamiento o cocción. Entre estos compuestos se producen hidrocarburos y aminas aromáticas, sustancias que se encuentran también en el aire contaminado. Al cocinar las carnes a una temperatura muy alta, se generan estos compuestos. Esto puede incrementar la probabilidad de desarrollar cáncer de colon. Sin embargo, aún no se ha entendido el mecanismo en que estos compuestos son originados durante el proceso de cocción.

Se sabe que las carnes rojas tienen también beneficios para la salud. Los esfuerzos científicos están centrados en cómo garantizar el aprovechamiento de los elementos positivos de la ingesta de carnes rojas. Aun así, siempre es mejor mantener al mínimo el consumo de carnes y reemplazarlo por proteínas de origen animal con menos riesgo de incidencia en cáncer.

No olvides hacerte una colonoscopia periódicamente para verificar el estado de tu tracto digestivo y prevenir que una patología nociva avance hasta que su tratamiento pueda ser más complicado o traer mayores riesgos.